Tennis Forum banner

1 - 2 of 2 Posts

·
Registered
Joined
·
595 Posts
Discussion Starter #1
El orgullo de mamá

Blanca Rosa Dupuy está feliz. No es para menos, su hija Paola Lorena Suárez acaba de ser por primera vez en su carrera tenística profesional, la campeona en dobles del Abierto de Australia, consolidándose junto a la española Virginia Ruano Pascual como las Nº1 indiscutidas de la WTA desde hace dos años.
Una cálida bienvenida en su hogar ubicado en el barrio Belgrano, extremo norte de Villa Mercedes, es el inicio de una charla exclusiva con El Diario de la República.
Rosa, como la llaman sus amigos, se siente distendida a pesar de no ser muy común en ella hablar con la prensa. "Esto no es para mí", dice cuando se refiere a los medios de comunicación.

Aquellos años en Pergamino


"Paola nació el 23 de junio de 1976, en Pergamino. Desde muy chiquita ya le gustó jugar al tenis, tal es así -dice mamá Rosa- que a los 5 años y medio ya había ganado su primer torneo, en un partido que lo recuerdo como si fuera hoy, Paola estuvo a un punto de perder el encuentro, lo dio vuelta frente a la rosarina Luciana Reinares y se adjudicó el certamen".
La emoción se nota en su rostro, Rosa recuerda aquellos años, "fueron muy duros, como toda la carrera de Paola. Nosotros no teníamos dinero para pagar a un entrenador entonces, la llevaba a Paola y le empezaba a tirar pelotas para que le pudiera pegar de diferentes maneras y la preparaba físicamente como podía".
"Una vez por mes, teníamos la posibilidad, gracias a la amistad y la buena predisposición de Cacho Coria, el papá de Guillermo, de viajar los 120 kilómetros que separan Pergamino de Venado Tuerto y así mejorar los entrenamientos".

Primero el Lawn Tenis Club, después Gimnasia


Rosa detalla aquellos años como si fueran los actuales, "empezó jugando en el Lawn Tenis Club y luego pasó a Gimnasia y Esgrima de Pergamino. Horacio Orlando, su hermano que hoy tiene 24 años, también jugó al tenis, pero Paola era más responsable en cuanto a las prácticas, Horacio tenía mucho talento, aunque nunca se decidió de manera firme a ser tenista".
En plena charla, la mamá de la campeona de Australia se siente orgullosa de sus hijos, "por aquellos años tuve que lavar ropa para afuera, cociné, sinceramente trabajé mucho, tal es así, que durante ocho años dormía una sola hora por día, pero hoy a la distancia ver los logros que se han conseguido, me da una satisfacción enorme. Los sacrificios no fueron en vano".

Montalvo, Díaz Oliva, Gaitano

"Por aquel entonces -recuerda Rosa- jugaba de compañera en dobles con Laura Montalvo, se hicieron muy amigas, como también con Mariana Díaz Oliva y Gaitano, mientras que con los varones siempre fue de tener una muy buena relación con todos, en especial con Mariano Zabaleta y Guillermo Coria".
Rosa aclara un momento especial en la carrera de Paola, cuando menciona a Gabriela Sabattini, "Gaby la ayudó mucho a Paola, no sólo en el aspecto deportivo sino también en el económico, fueron muy buenas compañeras".

Los momentos más duros

"Para Paola y Horacio, nuestra separación fue muy dura. Les costó muchísimo a ambos poder asimilar el hecho de no tener al papá y a la mamá viviendo juntos".
"Ese aspecto, más la lesión en el hombro izquierdo que tuvo en 2001, que la obligó a viajar a Monte Catini, en Italia, donde estuvo a punto de cortársele el tendón, pero la rehabilitaron físicamente, fueron los momentos más duros y difíciles de sobrellevar".

Su logro tenístico

Rosa tiene en mente cada torneo disputado por su hija, "ha progresado muchísimo y demuestra en cada certamen todas sus condiciones. Hablamos permanentemente por teléfono, somos muy compinches. Desde que formó dupla con Virginia (por Ruano Pascual), los éxitos comenzaron a llegar permanentemente, ya ganaron cinco Grand Slam, dos de ellos en Roland Garros, dos en el US Open, uno de ellos a fines de 2003 y el reciente Abierto de Australia".
"Ahora, sólo les queda Wimbledon para ser campeona de los torneos más importantes del circuito profesional de tenis".
"Con Virginia se llevan bárbaro, se complementan muy bien y además se divierten jugando, por eso por momentos se les hace simple y sencillo ganar encuentros que en la previa parecen mucho más complicados".

El equipo de trabajo, los viajes, amistades y la pareja


"Desde los 15 años a Paola la entrena Daniel Pereyra, como también forma su equipo de trabajo, Fito que es el preparador físico".
"Tuve la suerte de acompañarla a un abierto en Madrid, España y de allí ir a Roland Garros, Francia, precisamente fue en uno de esos momentos en que Paola me hizo conocer algunas de sus amistades del circuito, ya que compartimos una cena con la estadounidense Chanda Rubin y su familia".
Al referirse al aspecto sentimental de su hija, dice que "hace casi tres años que está de novia con Hugo Oliveira, un brasilero que la supo acompañar varias veces a los torneos. Es futbolista, juega en Guaraní de Paraguay, pero actualmente está lesionado. Es un muy buen chico".

Los proyectos a futuro

La charla va llegando a su fin, Rosa no deja detalles sin contar. "Paola quiere jugar tres años más y después dedicarse a disfrutar de la vida. El hecho de no contar con patrocinador la complica en la faz económica ya que debe afrontar ella misma todos los gastos de viaje, estadía, inscripciones, pero con los resultados que viene consiguiendo, ha logrado una buena estabilidad en ese sentido y buscará seguramente aprovechar este momento, al máximo".
Una y otra vez, sale la frase "de que los chicos son muy familieros. Estamos siempre en contacto".
Eso se nota. Después de más de una hora de conversar con la mamá de Paola Suárez, explicando los sacrificios y esfuerzos realizados con el correr de los años, es por demás entendible, el perfil bajo, la humildad y esa felicidad que la embarga, porque demuestra en todo momento su preocupación e interés por la vida de sus hijos. Por eso, para Blanca Rosa Dupuy no deja de ser un orgullo ser la mamá de una campeona.

Paola y sus estudios

Rosa lo resalta una y otra vez, "Paola siempre fue muy buena alumna. Siempre sacaba 9 y 10 en todas las materias. Ella hizo la primaria en dos escuelas de Pergamino, mientras que el bachillerato lo hizo en Buenos Aires, cuando toda la familia nos trasladamos hacia allá. La escuela secundaria fue en el colegio 'Metacol".
"Todos los días recorría las dos horas en colectivo que separaban Munro de la Capital, donde estudiaba y entrenaba. En los últimos años del bachiller, le daban la posibilidad de estudiar los apuntes mientras participaba del circuito tenístico y cuando volvía a Buenos Aires, rendía. De esa manera, pudo terminar sus estudios".
"Por eso, siempre digo que Paola lo sacrificó todo desde muy chiquita, no pudo compartir muchos momentos con sus amigos, por dedicarse exclusivamente y de lleno a su carrera tenística".

Mami, por favor colgá el teléfono

Como anécdota precisa, todavía parece retumbar en la casa de mamá Rosa, el llamado de Paola desde Australia, "es que ni bien ganó el Abierto, empecé a llamarla por teléfono y me daba continuamente ocupado, resulta que ella estaba haciendo lo mismo conmigo. Cuando por fin nos pudimos comunicar, las dos estábamos muy emocionadas".
Sobre el partido, Rosa aclaró que "cuando hablé antes del encuentro, me dijo que estaba muy nerviosa, pero gracias a Dios con el correr de los games se fue soltando y todo se simplificó".
"Nada que ver conmigo, yo no aguanto verla jugar, me pongo muy nerviosa y termino sin poder observar gran parte del encuentro".

El sueño de los Juegos Olímpicos

Paola ya se lo adelantó y Rosa lo confirma "ella quiere jugar este año, los Juegos Olímpicos en Atenas. Me dijo que quiere traer al país, aunque sea una medalla de bronce. Jugará en dobles con Patricia Tarabini".
Con la seguridad de lo que siente su hija en este aspecto, dice "es el gran sueño a cumplir. El de poder traer una medalla de un Juego Olímpico. Paola ya estuvo en Sydney 2000, pero allí jugó en singles y la eliminó en segunda ronda, Lindsay Davenport".
"El hecho de hacer dupla con "Pato" (por Tarabini) la pone muy contenta y tiene todas las ganas de hacer un muy buen torneo en Atenas, sabiendo que el nivel de juego es muy parejo".

La historia familiar de la campeona

Blanca Rosa Dupuy nació en Río Cuarto, pero desde muy chiquita se radicó en Villa Mercedes y se siente oriunda de esta ciudad.
Luego se fue a vivir a Pergamino, donde contrajo matrimonio con Orlando Suárez en el '78, fruto de esa relación nacieron Paola Lorena y Horacio Orlando.
En 1991, la familia se trasladó a Munro, Buenos Aires, allí compartieron 3 años, ya que en el '94, Blanca Rosa Dupuy decidió radicarse definitivamente en Villa Mercedes y desde ese entonces hasta la actualidad, está en pareja con José María Leguiza. Hoy Blanca tiene 48 años, Paola 28 y Horacio 24.
 

·
Registered
Joined
·
595 Posts
Discussion Starter #2
:eek: ----}:bowdown: --}:woohoo:--} :bolt: ----} :speakles: ----} :D

Asi fueron todos mis estados anoche cuando d ,purisima casualidad ,encontre esta interview. La verdad q esta muy buena ,y por eso ,considero q es mejor ponerla como thread principal y no dentro del "articulos/entr..". Pq aunq es un poco vieja (feb 2004), tiene datos muy interesantes (bueno ,es lo q yo creo)..Me fascina encontrar este tipo d material..asi q ojala q uds la disfruten como yo! :)

ps: For those who dont speak spanish and didnt understand anything ,its an interview to Rosa (Pao's mother)...maybe Caz may help and make a traslation! ;) :kiss:
 
1 - 2 of 2 Posts
Top